R. Los diferentes tipos de relojes de pulsera

En un artículo anterior analizamos los diferentes elementos o componentes que integran un reloj de pulsera. En esta nueva entrada vamos a explicar los distintos tipos de reloj de muñeca o de pulsera que existen. Aunque todos tienen en común que se trata de modelos para llevar en la muñeca, este tipo de relojes se pueden clasificar por su tipo de mecanismo, por la manera en que ofrecen la hora, por su estilo…

En principio, podemos distinguir tres tipos de relojes según el modo en el que ofrecen la información: hora, minutos, segundos y fecha, además de otros datos que se han ido añadiendo y que no están estrictamente relacionados con el tiempo, como la temperatura, la altitud, el rumbo, etc. Según este criterio, podemos distinguir tres tipos de relojes:L_IW356501_2011.b0478dc4414f485b5af6724aa3d34123

1. Relojes analógicos, que son los más clásicos y que también conocemos como de agujas o manecillas. Considerados los más elegantes, son los preferidos por la mayoría de los consumidores. Se trata de modelos que pueden ser muy sencillos y dar solo la hora o bien ir incorporando más datos, como la fecha, cronógrafo, etc. y cuyo mecanismo puede ser automático, funcionar con pilas o con el movimiento del brazo (kinéticos).

2. Relojes d1405970779_431963_1405971261_sumario_normaligitales, que son los que incorporan diseños más modernos o técnicos. Funcionan con pilas e incorporan muchos datos adicionales, además de la hora, y también cuentas con iluminación. Son muy ligeros porque se emplean materiales plásticos, aunque algunos modelos pueden llegar a ser muy aparatosos, como los famosos G-Shock de Casio.

3. Relojes híbridos, que son una suma de los dos tipos anteriores. Es decir, se trata517aTpNYkZL._SY300_QL70_ de relojes analógicos que incluyen una pequeña ventana o pantalla digital que aporta información extra. También necesitan una pila para funcionar.

Otra manera de clasificar los relojes de pulsera es en función del tipo de mecanismo. Es decir, si son mecánicos o de cuarzo.

1. Los relojes mecánicos pueden funcionar con un mecanismo ‘de cuerda’ o automático. En el primer caso, las agujas de mueven gracias a un muelle que se comprime conforme se le dan vueltas (o cuerda) a la corona. Este muelle va perdiendo tensión poco a poco, por lo que hay que volver a darle cuerda. En el caso de los relojes automáticos, la energía proviene de un péndulo que se va moviendo al ritmo del brazo y que se encarga de tensar el muelle de manera automática. Este tipo de relojes necesitan cuerda cuando están un tiempo sin utilizarse.

2. Los relojes 1296149256_iwc-portofino-hand-wound-eight-days_1 de cuarzo, desarrollado en los años sesenta, cuentan con un mecanismo que funciona con pilar y se caracterizan por su enorme precisión gracias a una pieza de cuarzo que es la que se encarga de impulsar la mecánica. En la actualidad, la mayoría de los relojes de pulsera funcionan con mecanismos de cuarzo, que curiosamente fue un invento suizo que los japoneses supieron aprovechar en los años setenta para hacerse con los dueños del mercado mundial con firmas como Seiko, Orient, etc.

Los relojes de pulsera también se pueden clasificar por el tipo de pila que utilizan, por lo que lógicamente se trata de modelos de cuarzo o digitales.

1. Relojes de pilas cambiables. Son los modelos más habituales y funcionan con una pila de botón. La duración de la pila varía considerablemente y depende también de si el reloj es analógico o digital. Tienen el inconveniente de que en ocasiones la pila cuesta más que el reloj si se trata de un modelo de gama baja. En el caso de que sea de gama alta y resistente al agua, el cambio de pila hay que hacerlo en una relojería especializada empleando una cámara de vacío especial para mantener la estanqueidad del reloj.

2. Relojes kinéticos. Son relojes muy prácticos porque su movimiento no depende ep_5_5_2_2_5522-reloj-seiko-kinetico-gmt-sun033p2-hombre-570x450xclusivamente de una pila, ni de cuerda. Son una variante de los relojes automáticos: un péndulo que oscila con el movimiento del brazo carga una pila en lugar de un muelle. El inconveniente es que si están mucho tiempo sin usar la pila se descarga y luego es complicado volver a cargarla moviendo el reloj, lo que obliga a poner una pila nueva. Fueron desarrollados en los años ochenta por la japonesa Seiko, pero la emplean otras marcas como Citizen o Casio.

3. Relojes solares. También son muy prácticos y estéticamente han evolucionado. Al principio eran relojes que incorporaban una pequeña placa solar que aportaba energía a la preloj_seiko_ssc081p1_solarila, pero en la actualidad es el cristal del dial el que realiza esta función. El inconveniente es que la batería no tiene una vida útil eterna y al cabo de los años hay que cambiar.

Por último, los relojes de pulsera se puede clasificar por su estilo y diseño. Probablemente esta es la clasificación más recurrente ya que la cuestión estética es una de las más importantes a la hora de elegir reloj.

1. Relojes clásicos. Son los modelos más elegantes y los que se ajustan a un perfil de usuario más clásico. Son ideales para llevar en ocasiones en las que se exige vestir con elegancia o etiqueta y suelen ser analógicos, con diales en color blanco o negro, caja metálica de acero inoxidable o en oro blanco o amarillo, correa de piel o pulsera de metal del mismo color y material que la caja. Pueden ser sencillos o incorporar diferentes esferas para los segundos, alarma, calendario, etc. Suelen ser relojes de diario.

2. Relojes deportivos. Son relojes espectaculares y de altas prestaciones. Se relacionan especialmente con deportes acuáticos (buceo, natación, navegación), automovilismo y aviación. Cuentan con cristales resistentes, especialmente los acuáticos, para soportar grandes presiones y golpes, y cajas igualmente robustas, preferentemente metálicas o de materiales de nueva creación, biseles giratorios alrededor del cristal para indicar diferentes datos, indicadores luminiscentes, etc. Las correas suelen ser de goma para soportar los efectos del agua salada. Los relojes especialmente diseñados para deportes de carreras con coches o barcos también cuentan con marco giratorio, cronógrafos en diferentes diales, etc. Los relojes de aviador son el origen de los relojes de pulsera, ya que inicialmente los primeros aviones no tenían panel de instrumentos y los pilotos necesitaban saber el tiempo de vuelo. Conforme los aparatos empezaron a contar con más instrumentos de navegación, los relojes de pilotos mantuvieron una estética similar que ah llegado hasta nuestros días.

3. Relojes militares. Son modelos que tienen cierta similitud a los deportivos, pero cuemilitarybigdate-redhand_new_ps_264x335ntan con una estética propia ya que los primeros relojes destinados a uso militar contaban con un diseño específico: caja y cristal resistente, información sencilla y visible con facilidad y números luminiscentes.

4. Relojes espaciales. Se desarrollaron a partir de los años sesenta conforme las misiones espaciales se prolongaron en el tiempo, incorporando indicadores de las 24 horas para no perder la noción del tiempo en el espacio. También se perfeccionaron los mecanismos para funcionar sin problemas en gravedad cero.

5. Relojes tecnológicos. Son los que cuentan con altímetro, barómetro y brújula. Son relojes espectáculares, casi siempre mixtos: cuentan con una parte analógica para el tiempo y otra digital para aportar con precisión datos como la altitud, la temperatura, la presión, etc.

6. Relojes ‘Skeletons’. Son relojes analógicos conocidos con este nombre (esquéleto) porque cuentan con un dial tAltiplano-SkeletonINT02ransparente que permite ver la maquinaria. Algunos inclusos son transparentes por el reverso también. Son modelos muy atractivos y cotizados y casi siempre costosos.

7. Relojes de moda. En las últimas décadas son muchas las marcas de alta costura o relacionadas con el mundo del motos (Ferrari, Maserati, Jaguar, Porsche…) que han reloj-dolce-gabbanadecidido crear su propia línea de relojes. Se trata de modelos desarrollados por fabricantes especializados, aunque no todos son de alta relojería a pesar de lucir el logo o el nombre de firmas tan lujosas como Guess, Dolce & Gabbana… Otras firmas cuentan con fabricantes suizos para crear auténticas joyas con precios desorbitados.

En una próxima entrada os explicaremos el último grito en relojes de pulsera: los ‘smartwatches’ o relojes inteligentes.

Anuncios